Vino de misa, una tradición

Una de las tradiciones vigentes hasta el día de hoy, es el vino de misa en sus dos variedades: Asoleado y Cocido. Su receta la trajo desde España el padre Echegaray en el año 1910. Tanta fue la fama del vino, que los folkloristas "Los de Ramón" componen un villancico al niño Dios haciendo alusión al vino de Misa.

El vino de misa, es un producto artesanal, fino, de alta calidad, fabricado exclusivamente para el culto eucarístico; está ajustado a las más estrictas normas litúrgicas vigentes.

“Vino de misa, una experiencia única”

Pbro. Juan Carlos Farías
Raised Image
Raised Image
Raised Image